30 Nov, 2020

¿Que son los implantes dentales guiados?

30 Nov, 2020

XNAV-Screenshot

Muchos de nuestros pacientes acuden a nuestras consultas en busca de una solución a sus problemas masticatorios o estéticos, debido a la perdida de alguna pieza dental. Los implantes dentales son, en gran parte de los casos, la solución al problema. Y es aquí donde nos encontramos con la primera barrera ante los pacientes, el miedo. La incertidumbre de afrontar una cirugía que no conocen, hace que se piensen si hacerse o no el tratamiento, aun sabiendo que es la mejor de las opciones para recuperar la vida que antes llevaban, tanto en masticación como en estética. Nuestra obligación como profesionales es disponer de todas las herramientas que existen a nuestro alcance para poder hacer de nuestros tratamientos dentales, la mejor experiencia que han vivido nuestros pacientes en una clínica dental. La herramienta estrella y más novedosa cuando hablamos de implantes dentales, es la Cirugía Guiada.

 

 

¿En que consiste la cirugía guiada ?

Gracias a las nuevas tecnologías, en concreto al TAC dental, a los escáneres intraorales y a los softwares de planificación, podemos confeccionar unas guías que nos marcarán la posición del implante en boca en las 3 dimensiones. De esta manera, la precisión de la técnica es infinitamente superior a la colocación manual, evitando los posibles errores manuales del operador.

La cirugía guiada simplifica el procedimiento, tanto para el doctor como para el paciente, teniendo numerosas ventajas frente a la cirugía convencional.

Guided-Dental-Implant-Surgery

Por qué la colocación de implantes con guía es mi mejor elección

La simulación previa de la colocación con el software de planificación nos permite colocar el implante con una alta precisión, eliminamos el posible error humando del procedimiento, por lo tanto, la calidad que recibe el paciente con el procedimiento es insuperable.
El procedimiento, en la mayoría de los casos, no requiere de incisiones ni puntos, ya que la guía nos marca el lugar exacto de colocación, no es necesaria una apertura de la zona.
El tiempo empleado para el procedimiento se reduce en algunos casos a un tercio. Un implante individual con guía puede estar colocado en menos de 15 minutos.
La cantidad de anestesia necesaria para realizar el procedimiento también se ve reducida considerablemente, ya que la zona intervenida es mucho menor.
Todo ello se suma en actos más cortos, mínimamente invasivos, de una mayor precisión, con unos postoperatorios mucho mas cómodos para el paciente, y en definitiva una calidad del procedimiento muy superior a lo convencional, con resultados funcionales y estéticos inmejorables.+

 

 

 

Proceso de confección de la guía

Para poder obtener la guía de colocación de los implantes, previamente haremos un TAC, cuyas imágenes las combinaremos con el escaneado de los dientes y encía del paciente. Obtenemos de esta manera un modelo tridimensional exacto de la boca de nuestros pacientes, uniendo dientes, encías y huesos maxilares o mandibulares.

Una vez tenemos el modelo 3D, se simula la colocación del implante con el software de planificación en el ordenador, situándolos en una posición óptima estética y funcional. El último paso es diseñar una guía que acople sobre esta planificación, que nos posicionara la misma situación que hemos planificado sobre la boca de nuestros pacientes.

Gracias a esta plantilla, y guiándonos por lo orificios que nos marcan la posición exacta del implante, podemos llevar a cabo la colocación con una mínima invasión en los tejidos. La profundidad del implante nos la da la combinación de unas fresas especiales con unos aros que hacen de tope en las guías.

 

¿Todos los pacientes son aptos para realizar una cirugía guiada por ordenador?

interna-cirugia-guiada-ordenador

No todos los pacientes son aptos para realizar este tipo de intervenciones. Antes de realizar una cirugía guiada hay que llevar a cabo una correcta exploración del paciente y hacerle un TAC. Dando por hecho que es apto para la colocación de implantes, hay que valorar si es necesario llevar a cabo algún otro procedimiento, como regeneraciones óseas o extracciones complejas de dientes, que no nos permitirían realizar una guía correcta.

En otras ocasiones, usamos la guía quirúrgica como complemento a otro tipo de cirugías de mayor complejidad, de esta manera aumentamos la precisión en muchos de nuestros procedimientos.

Por todo esto, la cirugía guiada debe ser el procedimiento de elección en los casos que podamos aplicarla, ya que las ventajas que aporta al paciente son espectaculares. Transformar una intervención en sencilla, rápida, minimizando las molestias y aumentando la precisión. La tecnología avanza, y nosotros debemos avanzar con ella, solo de esta manera podemos ofrecer la mejor de las experiencias a nuestros pacientes.