Objetivo: cero caries

caries dental

La caries dental sigue siendo una de las asignaturas pendientes de los españoles, a pesar de que cada vez tenemos más información sobre cómo controlarla y tratarla. La presencia de caries dental es una de las causas principales de consulta al dentista, ya que cuando la dejamos pasar y no la tratamos deriva en un dolor persistente que se contagia a otras piezas dentales.

Debemos tener en cuenta que tanto en adultos como en niños la caries dental es una enfermedad bucodental que se debe tratar. ¿Por qué? Aunque parezca algo sin importancia, la caries es una enfermedad infecciosa y multifactorial que no sólo afecta a la pieza en la que aparece sino que se contagia entre dientes, llegando a producir un efecto cadena. Con el paso del tiempo, una caries no tratada puede derivar en un fuerte dolor e incluso en infección.

¿Qué hacer para evitar la caries? Lo más importante para no tener caries es cuidar de la higiene bucodental con el cepillado diario de los dientes, además de seguir una rutina de visitas de control a la clínica dental. Por otro lado, cuidar la alimentación es fundamental para evitar la aparición de la caries. Los alimentos procesados, las bebidas azucaradas y las chucherías, por ejemplo, son el enemigo número 1 de los dientes, aumentando notablemente las posibilidades de que aparezca la caries. Además, es importante enjuagarse la boca después de comer ciertos alimentos como los cítricos y a continuación lavarse los dientes, ya que el ácido de naranjas o limones produce una pequeña lesión en el esmalte que protege el diente de forma natural y que, al crear una brecha, puede abrir paso a la caries.

Seguir una alimentación adecuada es clave para la prevención de ésta y de muchas otras enfermedades bucodentales, ya que los restos de alimentos que se quedan en la boca producen bacterias que pueden derivar en caries.

Y ¡cuidado! porque la caries dental no es algo exclusivo de adultos. Los niños más pequeños, incluso los bebés y lactantes, corren el riesgo de tener caries en sus primeras piezas dentales. Existen estudios que señalan que la leche materna puede producir caries y, a falta de acuerdo, lo mejor es cuidar de la limpieza de la boca de los más pequeños ayudará a que las primeras piezas se vean afectadas.

Esto es importante no sólo porque los hábitos de higiene bucodental se crean desde bien pequeños sino porque el futuro de los dientes definitivos puede verse condicionado por el estado de los dientes de leche.

Los especialistas de nuestra clínica orientan a los pacientes sobre el cuidado bucodental, ¡no dudes en preguntarnos!

Coge cita con nuestro servicio online y revisa el estado de tu sonrisa, ¡es gratuito!