El estrés en los niños, un peligro para sus dientes

ESTRÉS NIÑOS SALUD BUCODENTAL

El estrés es uno de los grandes males modernos. El estilo de vida frenético no escapa a nadie en la familia y se extiende a los más pequeños que, aunque no les oigamos quejarse o no seamos conscientes del todo, también padecen de estrés. Las clases, las actividades extraescolares y la falta de tiempo de ocio hacen que en los más pequeños aparezcan síntomas de ansiedad que amenazan su descanso nocturno pero también su propia salud. Y es que está comprobado que el estrés es una de las causas de aparición de caries dental y placa bacteriana. ¿Por qué? Porque el estrés o la ansiedad aumenta la acidez de la saliva que, a su vez, ataca el esmalte de los dientes. Esta primera capa de protección del diente se ve afectada y, con el tiempo, acaba por sucumbir a la caries dental y a la placa bacteriana. 

Además, el estrés puede desembocar en una inflamación de las encías, que pueden llegar a sangrar. Este es el primer paso para desarrollar gingivitis, una enfermedad crónica y que reviste de gravedad y que afecta ya a 1 de cada 2 menores de 15 años. Otra de las consecuencias más comunes para la salud bucodental derivadas del estrés es el bruxismo. Consiste en rechinar los dientes inconscientemente, sobre todo de noche. Con el bruxismo se desgastan las piezas dentales y, además, se produce un dolor bastante fuerte en la mandíbula, el cuello, la cabeza e incluso la columna.

Los profesionales de la Odontología en contacto con los niños pueden darse cuenta de aquellos que sufren un mayor índice de ansiedad. Además, éstos pueden ayudar a los más pequeños a que empleen correctas técnicas de cepillado e higiene dental que les ayudarán a no desarrollar algunas de las anteriores consecuencias bucodentales explicadas. Sin embargo, son los padres quienes primero han de darse cuenta de lo que están experimentando sus hijos.

Algunos de los síntomas del estrés en niños son:

· Encías más rojas de lo habitual y amoratadas

· Sangrar al comer o al cepillarse los dientes

· Hinchazón de la encía o pérdida de la misma alrededor de algún diente

· Aparición de heridas o de aftas

· Sensación de que los dientes se mueven

· Mal aliento

Como siempre, una correcta higiene dental y la revisión periódica por parte de un especialista ayudará a evitar las graves consecuencias que tiene el estrés en la salud bucodental de los más pequeños. Con la facilidad de pedir cita a través de nuestra página web, en Freitas Clínica Dental realizamos una revisión gratuita en la que el doctor especialista podrá determinar las acciones más adecuadas para cada paciente.