22 Nov, 2016

Cuidados dentales durante el embarazo

gingivitis embarazo
22 Nov, 2016

Durante el embarazo se producen en el cuerpo de la mujer numerosos cambios, la mayoría de ellos como consecuencia de las hormonas, lo que hace que necesitemos cuidados dentales extra. Los niveles de estrógenos y progesterona aumentan y, mientras la mujer está intentando multiplicar células y crear una vida, las hormonas se encargan de que el cuerpo cambie progresivamente.

Es en esta etapa de embarazo cuando la mujer debe tener, si cabe, más cuidados dentales. ¿Por qué ahora? Porque con el cambio hormonal y en los niveles de estrógenos y progesterona se favorece la aparición de gingivitis, una enfermedad que produce una inflamación en las encías. En ocasiones, además, se producen en paralelo unos crecimientos en la encía llamados épulis, que pueden llegar a causar hemorragias. Cuando los épulis sangran mucho se produce una mayor dificultad a la hora de masticar e incluso puede llegar a mover los dientes, separándolos y haciendo necesaria una intervención quirúrgica.

En Freitas Clínica Dental realizamos un seguimiento de la salud bucodental de las mujeres embarazadas para cuidar que no se produzca la llamada gingivitis del embarazo. Esta enfermedad bucodental la sufren en torno al 60-70% de las embarazadas que padecían con antelación alteraciones en las encías pero, a pesar de ello, no debe considerarse una consecuencia normal. Las mujeres que tienen una correcta salud bucodental no tienen por qué padecerla. En este caso se estima que el porcentaje de mujeres con buena salud bucodental que padecen gingivitis del embarazo está en torno al 0,03%. Como conclusión podríamos decir que el embarazo no produce gingivitis en la mayoría de los casos pero, eso sí, la agrava si se tiene previamente.

Además de la gingivitis existe otra alteración bucal llamada periodontitis. Se trata de una inflamación de las encías que produce como consecuencia una pérdida del hueso que sujeta el diente. Con los cambios hormonales que se producen durante el embarazo se acelera la pérdida del hueso, por lo que una visita a la consulta del especialista en periodoncia se vuelve fundamental.

Por otro lado están las caries, una de las consecuencias más comunes del embarazo en relación con la salud bucodental. Los cambios nutricionales asociados al embarazo (como la tendencia a comer más veces durante el dia y entre horas) se complementan con cambios en la higiene bucal. Además, las náuseas que experimentan muchas de las gestantes producen acidez en la boca que desmineraliza el esmalte. Se debe tener en cuenta, además, que todos los cambios que experimente la madre durante el embarazo pueden ser significativos para la futura salud dental de su hijo, que requerirá de atención por un profesional de la odontopediatría durante toda su infancia y adolescencia. La Sociedad Española de Odontopediatría estima, por ejemplo, que el bebé no obtiene su calcio de los dientes de la madre. El calcio que necesita lo consigue a través de la dieta o de los huesos de su madre, por lo que la creencia popular de que “cada embarazo me ha costado un diente” es falsa. Tan solo hay que mantener una correcta higiene oral, seguir una dieta equilibrada y acudir regularmente al dentista para una revisión.

Por todos estos motivos, en Freitas Clínica Dental aconsejamos que las mujeres que se han quedado embarazadas vengan a  la consulta para una revisión. Con ella podemos determinar el factor de riesgo de enfermedad bucodental, así como elegir los tratamientos más adecuados para limitar cualquier tipo de riesgo para la salud de la madre y de su bebé.