Alimentos malos para la sensibilidad dental

ALIMENTOS MALOS PARA LA SENSIBILIDAD DENTAL

La sensibilidad dental es una de las afecciones más comunes. El esmalte que recubre el diente se desgasta, retrayendo las encías y produciendo que las raíces del diente se queden al descubierto. Al quedar el diente expuesto cualquier alimento (especialmente los fríos o los calientes) producirá una molestia, que irá de leve a grave según el caso. En el grado de dolor que se pueda producir tiene mucho que ver la alimentación. Existen algunos alimentos malos para la sensibilidad dental que son especialmente nocivo. Aquí agrupamos los alimentos a evitar si se padece sensibilidad dental:

HELADOS Y ALIMENTOS ESPECIALMENTE FRÍOS

Con el esmalte dañado el frío de bebidas y alimentos como los helados entran en contacto directo con los helados y esto produce un dolor realmente severo. Incluso inhalar aire especialmente frío puede resultar molesto y producir dolor en los dientes.

ALIMENTOS ESPECIALMENTE CALIENTES

Cafés, tés, sopas… son enemigos acérrimos de la sensibilidad dental. De nuevo, al contacto con el nervio el diente no puede soportar el dolor que se produce. Muchos pacientes no tienen en cuenta los alimentos calientes como productos a evitar pero lo cierto es que comer sopa, por ejemplo, garantiza un ataque doloroso al diente cuando se tiene sensibilidad dental.

CÍTRICOS Y ALIMENTOS ÁCIDOS

Los tomates, las naranjas o los limones son productos que dañan el esmalte pero no son los únicos. También entran en este grupo los encurtidos y todos los alimentos que contengan vinagre. El ácido se desgasta en el esmalte, lo que produce que las piezas dentales queden más sensibles que nunca.

LOS DULCES

Las bacterias que se encuentran en la boca adoran el azúcar y, cuanta más cantidad se consuma, más ácido producen las bacterias. Este ácido deteriora el esmalte, acelerando la aparición y la gravedad de la sensibilidad dental.

BEBIDAS GASEOSAS

Refrescos, bebidas energizantes y gaseosas dietéticas actúan de la misma forma que los dulces, deteriorando el esmalte.

ZUMOS ENVASADOS

Los zumos envasados contienen altos niveles de azúcar y de productos conservantes que actúan como los alimentos dulces como las chucherías.

ALIMENTOS DUROS

Masticar hielo, caramelos duros o frutos secos puede producir daños en el diente como pequeñas fisuras que exponen el nervio.

¿Tienes más dudas acerca de la sensibilidad dental? En nuestro blog ya hemos hablado de ella y te damos aquí todos los consejos para evitarla y tratarla pero si tienes más dudas acude a nuestra consulta. Nuestros doctores especialistas te aconsejarán sobre qué hacer para evitar la sensibilidad dental.